¡Siempre listas! – 8 de marzo

El movimiento scout está presente en 165 países de todo el mundo y, concretamente en la Comunidad Valenciana, participan cerca de 6.500 personas. Lejos del estereotipo que se nos muestra en el cine, ser Scout es un estilo de vida que inculca valores a las nuevas generaciones.

Tratamos de desmitificar el tópico de que vendemos galletitas o limonada a los vecinos,  ni hacemos galletas ni hacemos limonada, somos un movimiento sin ánimo de lucro y, en todo caso, cuando tenemos necesidad de recaudar fondos es para viajar en grupo, para realizar actividades que fomentan valores, para ayudar a personas que lo necesitan… En general, para llevar a cabo un proyecto educativo.

Pero hoy queremos hacer referencia al término ‘boy scout’, muy utilizado por la sociedad que desconoce el movimiento, este término hace referencia sólo al sector masculino del escultismo, por eso desapareció y hoy somos todos y todas scouts, porque la mujer también forma parte de este gran movimiento, porque la mujer también trata de cambiar el mundo, porque la mujer lucha de forma voluntaria por el escultismo.

El movimiento scout nació hace un siglo en Inglaterra como iniciativa para evitar que los jóvenes estuvieran desocupados y no realizaran otras actividades ‘menos productivas’. La Comunidad Valenciana tiene sus orígenes en la Delegación Diocesana de Escultismo de Valencia, fundada en 1958 para amparar las actividades scout, que habían sido suspendidas por decreto del régimen franquista en 1940.

Estamos aquí para cambiar el mundo, es la forma de sociabilidad de moda entre los jóvenes, es educación no formal, nos rodeamos de valores como la honestidad, la inquietud, la justicia, austeridad, libertad, respeto, diálogo, compromiso y espiritualidad, tenemos nuestra propia escuela de formación, invitamos a niños, niñas y jóvenes a disfrutar del tiempo libre de una forma diferente, divertida y aprendiendo, desconectamos de las nuevas tecnologías, aparatos electrónicos o videoconsolas para hacer senderismo, servicio a la sociedad y escultismo.

Ni boys scouts ni girls scouts, simplemente Scouts, personas que, independientemente del género que tengamos, hacemos que este movimiento crezca cada día, luchando por cambiar el mundo y hacer de él un lugar mejor.

 

Deja un comentario